Carillas Dentales

Las carillas dentales son una solución estética, rápida y que ofrece extraordinarios resultados consiguiendo unos dientes más cuidados, más blancos y con forma más definida.

Hay que destacar que sólo pueden colocarse en pacientes con un estado bucodental adecuado.

Si hay caries u otras patalogías, primero se tendrán que tratar.

¿Qué son las carillas dentales?

Son unas láminas muy finas que pueden ser de diferentes materiales y que se enganchan a la parte externa de los dientes con el fin de cambiar su apariencia; color, posición, forma, medida…

¿Qué conseguimos con las carillas?

  1. Eliminar espacios entre los dientes y mantener una simetría dental óptima.
  2. Modificar el color de los dientes y escoger el más adecuado para el/la paciente.
  3. Corregir la forma de los dientes de medida y/o forma, y así conseguir la forma dental deseada y proporcionada.
  4. Corregir imperfecciones en el esmalte; las carillas proporcionan resistencia y protege el esmalte de las piezas dentales.

Hay diferentes tipos de tratamiento de carillas, la diferencia está en los materiales, que pueden ser:

  1. Composite:

  • No requieren una gran preparación de los dientes.
  • Rapidez en la colocación (normalmente en una sola visita)
  • Posibilidad de ajustar color y forma (el resultado se puede modificar si el paciente lo desea, tantas veces como sea necesario)
  • Fácil reparación en caso de ruptura
  • Posibilidad de quitarlas y volver al estado en que se estaba antes de colocarlas
  • Más económicas que las de cerámica.

Por el contrario, presentan algunos inconvenientes.

Por ejemplo, tienen menos resistencia que las de porcelana y pueden cambiar de color con el tiempo si no se mantienen correctamente.

Se aconseja realizar una sesión de pulido anualmente.

  1. Porcelana:

  • Más resistentes incluso que el propio esmalte de los dientes.
  • El color se mantiene estable después del transcurso del tiempo.
  • Resultados más naturales (la cerámica es traslúcida igual que el esmalte, mientras que el composite es más opaco).

Su principal desventaja es que requieren cierta preparación de los dientes.

No necesariamente tendremos que desgastar el diente (cortar) pero sí que será necesario en todos los casos marcar una guía de inserción y cortar alguna zona para conseguir un grosor de cerámica adecuado y así poder prevenir fracturas.

Otra desventaja es que en caso de fracturas, las reparaciones no son posibles, hay que repetir la carilla entera de nuevo.

En todo caso, siempre y en todo tratamiento bucal hay que llevar a cabo una correcta higiene oral que hará que los resultados sean óptimos y duraderos.

Si crees que unas carillas te cambiarán la sonrisa y podrás mejorar tu autoestima, o bien tu apariencia, llama a Clinica Dental Blanc, tu dentista en Pineda de Mar, y pide cita. Recuerda que la primera visita es gratuita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.